Historias de pacientes

JohnJohn, 35 años de edad
John se queja de ojos irritados y lagrimosos después de pasar la tarde jugando al softball. Observa que siente ambos ojos con arenilla y los ve rojos, y siente la necesidad de frotarlos. También le gotea la nariz y explica que esto le ha ocurrido antes. John probablemente tiene una alergia ocular a algún alérgeno de las plantas. Debería enjuagarse los ojos con agua limpia y transparente, y no frotárselos. Debería tratar de evitar el alérgeno y ver a su oftalmólogo si su afección no mejora.

AmyAmy, 46 años de edad
Amy tiene los párpados inflamados e hinchados todo el día, desde la mañana. Sus ojos lagrimean. Hoy ha probado un nuevo maquillaje que nunca había usado antes. Probablemente tiene una alergia ocular y dermatitis aguda por contacto. Debería no colocarse el maquillaje, lavarse la cara y los ojos con agua limpia y transparente o con una solución salina sin conservantes, y aplicar compresas frías en los ojos. Si no siente mejora, debería hablar con su oftalmólogo.

LizLiz, 6 años de edad
Liz ha estado jugando toda la mañana con su osito. Su madre observa que se ha estado frotando los ojos, y sus ojos están enrojecidos y lagrimean. Podría tener una alergia ocular debido a sensibilidad a los ácaros del polvo. La madre de Liz debería enjuagarle los ojos con agua transparente fría, y evitar los juguetes que acumulan polvo. Puede lavar el osito de Liz y aspirar su habitación muy bien, así como evitar acolchados y almohadas de plumas, o cualquier otro artículo que acumule polvo en la casa. Si la afección de Liz no mejora, debería ver al médico.